Cámara de Comercio de Magangué | La Cámara de Comercio de Magangué y sus gestiones en el proyecto Interconexión vial Yatí – Bodega.
7254
post-template-default,single,single-post,postid-7254,single-format-standard,cookies-not-set,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,qode-page-loading-effect-enabled,, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
 

La Cámara de Comercio de Magangué y sus gestiones en el proyecto Interconexión vial Yatí – Bodega.

La Cámara de Comercio de Magangué y sus gestiones en el proyecto Interconexión vial Yatí – Bodega.

Por: Henry Borré Athías.

Desde mi llegada como Presidente Ejecutivo a la Cámara de Comercio de Magangué en el año 2007, era evidente la necesidad de recuperar a Magangué hacia la región, se escuchaban muchas quejas de Magangué en sus municipios vecinos, por eso era más que necesario retomar los proyectos viales desde Magangué hacia la Mojana y hacia la Isla de Mompox, algunos miembros Directivos mencionaban de un proyecto de interconexión vial en esos sectores, sin embargo, solo existía desde hace muchos años ideas de proyecto acompañado de las intenciones y las necesidades, en sí un proyecto estructurado no lo había.

Igualmente, en lo que respecta a la anhelada vía que comunica a Magangué con el centro de La Mojana, donde por décadas se escribió mucho sobre el tema, pero no se había avanzado en las etapas para estructurar y en avanzar en las fases del proyecto.

Recuerdo claramente que en marzo de 2007 por invitación de la Secretaría de Turismo de Mompox, asistimos a una reunión con las fuerzas vivas que velan por el desarrollo de la Isla y la Dra. María Vides Sánchez, asesora del Ministerio de Transporte en asuntos fluviales y marítimos. El tema fundamental fue el Ferry Mompox 450 Años, los momposinos reclamaban que estaba próxima la Semana Santa y tradicionalmente el ferry se daña en esa semana.

Ante tal problema propuse que como medida temporal el Ministerio de Transporte entregara un nuevo ferry en el corredor Yatí – Bodega y como solución definitiva se construyera un puente en ese sector.

Debo reconocer que esta idea de que se construya un puente entre Yatí y La Bodega data de hace muchos años y no tiene un autor en particular, hasta un ciego entiende que allí se requería un puente.

Los participantes de la reunión vieron como inviable las dos propuestas, no porque no se requiriera, sino por lo complejo que resultaba hacerlo realidad, ese querer soluciones inmediatas impide buscar soluciones de fondo.

Ese día caí en la cuenta que las entidades muchas veces citan a reuniones para conversar, aunque poco se haga para solucionar, mi naturaleza, por el contrario, me lleva siempre a buscar la solución a los problemas, en lugar de nutrir conversatorios.

Desde entonces, no desaprovechamos toda oportunidad que tuvimos para impulsar las dos propuestas. 1. Un nuevo ferry para la ruta Yatí – Bodega. 2. Un puente en el sector Yatí – Bodega.

Precisamente tuvimos la mejor oportunidad cuando el Presidente de la República estuvo de visita en Magangué, recuerdo exactamente la fecha porque para mí ha sido un día inolvidable: marzo 8 de 2008, ese día despegó al menos en lo que respecta a la gestión que he liderado desde la Cámara de Comercio de Magangué los dos proyectos de mayor impacto regional 1. La Interconexión vial Yatí – Bodega. 2. La Interconexión vial Magangué – Achí.

Fui escogido como representante de la comunidad para exponerle al Presidente de la República las necesidades más sentidas de la región. Una vez me correspondió el turno expuse los proyectos de interés de impacto regional:

  1. Interconexión vial Magangué – Achí. (La Mojana)
  2. Interconexión vial Yatí – Bodega. (La Isla de Mompox)
  3. Interconexión vial Magangué – Las Brisas (Sur del Magdalena)
  4. Terminal Fluvial de Pasajeros.

Desde ese entonces, hemos trabajado incansablemente poniendo todo nuestro esfuerzo en las manos del Dios creador del universo orando a Jesucristo y tomando aliento del Espíritu Santo, eso nos ha sostenido y nos ha permitido avanzar cada día.

De la primera solicitud; el Presidente retomó con más fuerza el proyecto San Marcos – Majagual que finalmente se hizo realidad en el año 2014, seguimos proponiendo alternativas para conectarnos a esa vía. De la segunda solicitud; luego de otros impulsos en diversos escenarios hoy (2020) se da apertura a la interconexión vial Yatí – Bodega. De la tercera solicitud; fue descartada cuando se construyó un puente entre Talaigua Nuevo y Santana como parte del proyecto de Rutas de las Américas. De la cuarta solicitud; le entregaron a la Sociedad Portuaria de Magangué la concesión en el año 2009 para la explotación de la Terminal Fluvial de Pasajeros la que empezó a operar en el año 2013.

Claro está que ese proceso no fue así de sencillo, desde la Cámara de Comercio de Magangué tuvimos que enviar muchas comunicaciones a la Presidencia de la República y al Ministerio de Transporte para sustentar la necesidad de la Interconexión vial Yatí – Bodega, los beneficios a nivel nacional, que hace parte de la ruta 78 que conecta desde Puerta de Hierro en el Dpto. de Sucre hasta El Burro en el Dpto. del Cesar, que ahorra 4 horas en el transporte de carga desde Bogotá hasta Cartagena y Barranquilla, los principales puertos de exportación en el caribe colombiano, que genera un alto impacto al desarrollo en una zona que ha estado olvidada y carente de inversiones de este tipo.

El Estudio Diagnostico de Alternativas Ambientales

Ese mismo año 2008, en el mes de octubre en el marco de la Asamblea Anual de Confecamaras celebrada en la ciudad de Bucaramanga nos reunimos para darle nuevamente impulso al tema de la Interconexión vial Yatí – Bodega con el Ministro de Transporte; André Uriel Gallego (Q.E.P.D.), el Viceministro de Transporte; Gabriel García Morales y el Director del INVIAS; Daniel García Arizabaleta, el proyecto no iniciaba en su primera fase porque el Ministro insistía en un trazado que el Viceministro y el Director del INVIAS lo consideraban inviable, finalmente le propuse que contrataran el Diagnóstico de Alternativas Ambientales y que sean los ingenieros a cargo del proyecto los que definan cual es la mejor alterativa, propuesta con la que ellos estuvieron de acuerdo y así procedieron.

En el año 2009 tuvimos otra oportunidad de participar en un Consejo Comunal de Gobierno con el Presidente de la República Dr. Álvaro Uribe Vélez fue el 20 de junio de ese año en el hoy Distrito de Mompós, allí ya estaba muy adelantada la idea del Diagnóstico de Alternativas Ambientales (DAA) y lo que se pudo hablar públicamente con el Presidente de la República más unas solicitudes que le hicieron en privado provocó la decisión de proceder inmediatamente a la contratación.

Había notado que esos escenarios eran muy apropiados para los que representábamos a la comunidad, porque los Ministros y Directores de entidades le tenían miedo a un regaño público del Presidente Uribe.

También ese mismo día concretamos con el Ministro de Transporte el Dr. Andrés Gallego (Q.E.P.D.) y el Director de Cormagdalena Dr. Juan Botero, la entrega del Ferry Francisco José de Caldas a la Cámara de Comercio de Magangué como medida para mejorar el flujo de vehículos entre Magangué y la Isla de Mompox. Ferry que empezó a operar en enero de 2010 una vez se obtuvieron los permisos respectivos.

Este ferry fue de gran ayuda para recuperar las relaciones comerciales entre Magangué y la Isla de Mompox, que se empezaban a desvanecer por el aislamiento que provocaba un solo ferry en la zona, a partir de esta idea de la Cámara de Comercio finalmente se vieron beneficiados empresas como Cootraimag y el empresario fluvial Roberto Contreras quienes más adelante también terminaron operando ferrys en esa ruta. Este fue otro aporte de la Cámara de Comercio para el desarrollo del comercio, la industria y el turismo en la región.

Gráfica 1: Ferry Francisco José de Caldas operado por la Cámara de Comercio de Magangué.

El 01 de septiembre de 2010 en el auditorio Jorge Yúnez Dau de la Cámara de Comercio de Magangué tuvimos el honor de recibir a los funcionarios del INVIAS y a la firma JAM Ingenierías para socializar el resultado del Diagnóstico de Alternativas Ambientales (DAA), Jaime Silva delegado del INVIAS claramente dijo en el auditorio que “Este estudio lo hemos contratado por solicitud de la Cámara de Comercio de Magangué”.

De todos estos hechos relatados siempre dejamos constancia en el extinto periódico El Comunicador de Magangué, donde serví de columnista y remitía boletines de prensa de la Cámara de Comercio. Es preciso dejar constancia de esto, ya que la memoria es muy frágil en nuestro medio, principalmente para reconocer las gestiones que hacen los magangueleños.

En la columna que escribí en El Comunicador referente a esta socialización expuse que: “En la socialización pudimos observar el nivel de profesionalismo que los expertos en geología, geomorfología, suelos, agrología, hidrología, obras civiles y aspectos sociales, le aportaron al estudio, creíamos que la opción era cruzando por Isla Grande y el estudio arrojo como resultado que la mejor opción es por las orillas del Magdalena con un puente a la altura de Corregimiento de Puerto Kennedy.

En detalle la mejor opción es la más larga de todas con una longitud total de 19 kilómetros, que parte desde la Bodega con una longitud de 2.5 kilómetros por la margen derecha del Brazo Chicagua hasta la desembocadura de éste al Magdalena y continúa con 8 kilómetros por la misma orilla derecha con un puente de 500 metros que atraviesa el Magdalena frente a Puerto Kennedy y finalmente continua con un recorrido de 8 kilómetros por la margen izquierda del Magdalena para terminar en Yatí.

Esta opción presentó una afectación ambiental de 1.6 puntos en una escala donde el máximo es 3 y en cuanto a la dificultad constructiva presentó 67 puntos de un máximo de 100, superando ampliamente las demás alternativas, con un costo de construcción mucho menor que las otras.

Dentro de las conclusiones del estudio se destaca que “es un corredor con excelentes especificaciones técnicas, concilia la propuesta de Ingeniería con el respeto del entorno ambiental que caracteriza al complejo lagunar y simultáneamente reporta significativos beneficios para los pobladores localizados en su área de influencia, viabilizando el mejoramiento de la conectividad regional  en un escenario óptimo desde la perspectiva del análisis costo beneficio ambiental y por tanto, conlleva ahorros sustanciales en términos de costos ambientales, sociales y económicos.”

Gráfica 2. Imagen del resultado del Diagnóstico de Alternativas Ambientales contratado por el INVIAS y elaborado por JAM INGENERÍAS S.A.S.

Los Estudios de Diseño

Ya teníamos la primera fase del proyecto, al dialogar con el Dr. Silva del INVIAS le preguntamos sobre los pasos a seguir para continuar con la gestión, nos indicó que continuaba la fase de estudios de diseño, nos sugirió que le escribiéramos el Ministerio de Transporte y al Director del INVIAS para que se contrate los Estudios de Diseño, inmediatamente redactamos las comunicaciones a los altos funcionarios del Gobierno, dando las gracias por el DAA e invitando a no dejar el proyecto a medio camino, entonces solicitamos la contratación de los Estudios de Diseño.

En el mes de Junio de 2011 se recibieron las propuestas en el INVIAS para la contratación de los Estudios de Diseño tal como dejó constar la nota de prensa publicada por el diario el Universal de Cartagena del 07 de junio de 2011, la cual se puede leer en el enlace: https://www.eluniversal.com.co/regional/abren-licitacion-para-construir-puente-entre-yati-y-la-bodega-27976-DREU106757

Medio de comunicación que le reconoció públicamente a la Cámara de Comercio de Magangué las gestiones ante el INVIAS para que éstos contratasen los estudios de diseño.

Poco tiempo después vimos cómo se contrató la elaboración de los estudios de diseño a cargo de la firma Consorcio Santander 2011. Fue a mediados del año 2011 y el contrato fue el N° 2146 de 2011 suscrito con el INVIAS, cuyo objeto fue: “ESTUDIOS Y DISEÑOS A NIVEL FASE III DE LA CARRETERA YATI – LA BODEGA INCLUYE PUENTE DE 500M CODIGO 7802 DEPARTAMENTO DE BOLIVAR”.

 Al consorcio los acompañamos en diferentes sesiones en Magangué en el auditorio de la Cámara de Comercio que se convirtió en la casa del proyecto, también estuvimos en Cicuco, Talaigua Nuevo y Mompox.

 El 17 de julio de 2012 el proyecto fue suspendido por la recién creada Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA).

Se evidencia que los estudios de diseños fueron contratados sin contar previamente con la licencia ambiental, factor que agradecemos porque eso permitió la agilidad del proyecto, ya que una licencia ambiental en ese entonces tardaba varios años, ahora estaban obligados a resolver con prontitud la licencia ambiental porque el diseño ya estaba contratado.

Sin embargo, la suspensión fue utilizada por la Gobernación de Bolívar para desviar el proyecto del resultado del DAA, ejercieron presión política para asociar el diseño contratado por el INVIAS con un proyecto fracasado que ellos ejecutaban en ese tramo con recursos del CONPES 3311 de 2004 en un documentos que tuvo como fuente a la Gobernación de Bolívar se decía a esa fecha de 2012: “Actualmente, la Gobernación de Bolívar se apresta a continuar la construcción de la vía Bodega-Cruce de Rio Chicagua (Desembocadura), con una extensión de 3 kilómetros y un costo aproximado de 5.900 millones de pesos, que viene financiada por el Plan 2.500, cuyo anticipo está en manos del contratista. Esta vía tuvo problemas de adquisición de predios ya resueltos y sólo esperaba el otorgamiento de la licencia ambiental que fue expedida recientemente.” El puente Yatí-Bodega Por Bernardo Ramírez del Valle Centro de Pensamiento Regional del Caribe Colombiano CEPENSAR CARIBE).

Recursos que muy seguramente se perdieron porque la Gobernación de Bolívar no entregó ninguna obra, que carecía de DAA, que nunca tuvo Licencia Ambiental, tampoco estudios de diseño, estaban empantanados con la adquisición de predios, las informaciones que se recogieron en la fecha daba a entender que fue un proyecto fallido, mal planificado y no ejecutado.

Sin embargo, fue tal la presión política que se ejerció que terminó por desviar el proyecto, esto para aprovechar la inversión del INVIAS para relacionarla con su propuesta caprichosa, mal planificada y dejar en la sombra un bochornoso contrato de $5.900 millones que nunca se ejecutó.

Estas presiones dieron como resultado que el proyecto girara hacia Isla Grande, sobre el cual en calidad de Presidente de la Cámara de Comercio me llevó a emitir el documento “INTERCONEXION VIAL YATÍ – BODEGA Entre borrón y cuenta nueva o la continuación de un proceso” donde se advierten algunos riesgos de desechar la alternativa que menor impacto ambiental tuvo luego de un estudio serio sobre el tema.

Finalmente, los Ingenieros del CONSORCIO SANTANDER 2011 fueron quienes hicieron el diseño de lo que terminó llamándose INTERCONEXIÓN VIAL YATÍ – BODEGA QUE INCLUYE DOS PUENTES.

Nosotros llegamos a la conclusión que el proyecto se hiciera por donde las autoridades definieran, pero que se haga, porque solo íbamos por los estudios de diseño y aún faltaba mucho trecho para llegar hasta la construcción. En nuestra región conocemos muchos proyectos que nunca salieron de la etapa de los estudios. Por eso siempre apoyamos cualquier decisión de las autoridades como estrategia para impulsar el proyecto.

Gráfica 3. Imagen diseño realizado por el Consorcio Santander 2011.

Finalmente, el Consorcio Santander entregaron los diseños a mediados del año 2013.

Diseños que hacían referencia a una nueva vía entre Yatí y Santa Fe a 400 metros de distancia de la orilla del río, que al momento de la contratación de la obra no se tuvo en cuenta, factor que reclame repetidamente en las reuniones de seguimiento durante la construcción. Sobre este reclamo nunca tuvimos acompañamiento ni de la Gobernación de Bolívar, ni de la Alcaldía de Magangué, ya que ellos no conocen los detalles del proyecto. Al final entendí que quisieron abaratar el proyecto, aunque esa decisión puede salir más cara por el efecto de la erosión.

Los recursos para la construcción

Luego de la ola invernal 2010 – 2011 el Presidente Juan Manuel Santos creó el Fondo de Adaptación para atender las necesidades en materia de reparación y prevención de los efectos del cambio climático.

Fue su Directora Cecilia Álvarez Correa-Glen, dentro de su equipo de trabajo también se encontraba la Ingeniera Carmen Arévalo, quien más tarde también se convirtió en la Directora Nacional de la entidad, al visitar nuestra región se encontraron con el compromiso de la Presidencia de la República de Invertir 2 billones para resolver definitivamente los problemas de La Mojana, dentro de los primeros proyectos a adelantar estuvo: El proyecto Intervención integral para la reducción del riesgo de inundaciones en la región de La Mojana y el proyecto de infraestructura más adelantado que tenía la región que ya se encontraba adelantada la etapa de diseño con licencia ambiental, la Interconexión Vial Yatí – Bodega que Incluye dos puentes.

El impulso trascendental hacia el proyecto que le dio la Cámara de Comercio de Magangué estuvo en gestionar ante el Gobierno Nacional el DAA y los Estudios de Diseño, lo que le permitió al Fondo de Adaptación encontrar un proyecto muy avanzado en la zona en el cual solamente se tenía que entrar en la etapa de estructuración y luego la construcción.

Esta estructuración se llevó su tiempo, en el cual se tejieron muchas historias sobre si se construía o no, espacio aprovechado por muchos políticos para hacer su protagonismo.

Para mi concepto muy personal y así lo he hecho saber públicamente y por lo cual le hicimos un homenaje en la Cámara de Comercio de Magangué, quien aseguró los recursos para la construcción de la Interconexión Vial Yatí – Bodega que incluye dos puentes fue Carmen Arévalo Correa en su paso como Directora del Fondo de Adaptación.

En el Gobierno del Presidente Juan Manuel Santos a diferencia del Gobierno del Presidente Uribe, los funcionarios contaban con más autonomía para tomar decisiones, por ese motivo cuando el Presidente Santos estuvo en Mompox para dar a conocer públicamente que se iba a contratar la Interconexión Vial Yatí – Bodega en su reunión denominada Acuerdo para la Prosperidad N° 100 realizada el 16 de marzo de 2013, quienes seguíamos de cerca el proyecto, ya sabíamos que eso proyecto tarde o temprano se iba a hacer realidad.

La garantía es que estábamos en la era de la Prosperidad Social del Gobierno Santos, allí sí había recursos y se necesitaba de estos proyectos para invertir, ha sido el gobierno donde más obras se hizo en todo el país y resultamos beneficiados con lo que considero la obra de infraestructura más grande en toda la historia de nuestra región, la que va a partir en dos nuestra visión de desarrollo.

Finalmente, el contrato de la construcción se firmó el 28 de agosto de 2015, el contrato recayó en el Consorcio Nacional Yatí quienes entregaron la obra al Fondo de Adaptación y este al INVIAS el pasado 30 de marzo de 2020. Las paradojas de la vida son así, todo vuelve a donde inició: en el INVIAS.

Apoyamos en todo lo que estuvo a nuestro alcance al Consorcio Nacional Yatí, varias de sus socializaciones se hicieron en nuestro auditorio.

Gráfica 4. Socialización de la construcción Interconexión Yatí – Bodega en Auditorio Jorge Yunez de la Cámara de Comercio de Magangué.

Fueron en nuestro caso 13 años de gestión, quizás pudo haber iniciativas anteriores en pos de éste obra, sin embargo, nosotros que vivimos cada paso y cada detalle de las fases del proyecto podemos dar testimonio y presentar las evidencias de nuestras gestiones.

Al comienzo nadie creía que se pudiese hacer realidad ésta obra, en alguna ocasión me acusaron de vender falsas ilusiones a la gente, cuando las obras iniciaron empezaron a aparecer personas que se autodenominaban autores del proyecto, inclusive me han amenazado porque los diarios de la capital de la República le reconocieron a la Cámara de Comercio de Magangué esa gestión, hace poco fui tildado de mentiroso, al decir que gestionamos el DAA y los Estudios de Diseño. Frente a tanta arremetida contra nosotros, inevitablemente tenemos que dar nuestra versión de los hechos.

No estamos en búsqueda de honores o reconocimientos, solo nos sentimos con el derecho a contar la historia que nos tocó vivir y darla a conocer, independiente a otros actores que deberán contar su historia y demostrarla, lo que no puede suceder es que nos quieran negar por medio de insultos y amenazas, sé que contar esta historia va significar más persecuciones en mi contra, es algo natural en nuestro medio, alguna vez me lo explicaba el periodista Rodolfo Zambrano en forma ilustrativa: “al árbol que da frutos, es al que más le tiran piedra”.

En conclusión, creo que en esto no se puede ser excluyentes, esta obra es el resultado del esfuerzo y trabajo de muchas entidades y personas que desde hace mucho tiempo venían anhelando que éste proyecto se materializara, todos ellos han sido coautores de este proyecto desde los cívicos, ejecutivos, ingenieros, profesionales, técnicos, obreros y todas aquellas personas que de alguna forma intervinieron para que se hiciera realidad. Gracias a Dios, se pudo obtener el resultado esperado.

Gráfica 5. Imagen final del proyecto Interconexión vial Yatí – Bodega.

Los retos para los municipios de la región.

Ahora con la apertura del proyecto se viene unos retos para los municipios de la región.

Desde hace 6 años se solicitó al INVIAS la necesidad de construir una variante para Magangué, los escases de vías urbanas exigen una vía alternativa que conduzca a los vehículos pesados que no requieren entrar en la ciudad, allí se va avanzando, ya se hizo el DAA y ahora acaba de finalizar los Estudios de Diseño, se espera que en un máximo de 4 años esté construida.

Este corredor es viable gracias a otras obras que ya se habían hecho como el puente sobre el río Magdalena en el municipio del El Banco, el Puente en el Botón de Leyva, esta serie de obras va atraer según los estudios de diseño de la interconexión vial aproximadamente 3000 vehículos diarios, lo que lleva a entender que su impacto aparte de ser nacional, también se convierte en un reto para los municipios del área de influencia del corredor vial desde El Burro en el Dpto. del César hasta Puerta de Hierro en el Dpto. de Sucre.

Este corredor se va a volver muy atractivo para nuevas inversiones en el desarrollo de nuevos negocios, los municipios deben apoyar a sus propios empresarios para que ellos no resulten desplazados en su territorio por capitales provenientes de otros lugares del país, algunos de esos capitales de origen licito y otros ilícitos como blanqueamiento de dineros del narcotráfico, frente a lo cual es muy difícil competir en franca lid.

También el Gobierno Departamental y los Municipales deben incrementar las inversiones en factores que contribuye a calificar a las personas y en entregar los medios para los emprendimientos empresariales, fomentar la industrialización de la región a partir de los principales recursos: la tierra y el agua. Si los gobiernos no se comprometen a transformar la vida de las personas y ejercer los controles de legalidad y formalidad respectivos, con dificultad estas obras van a convertirse en oportunidades a lo largo del tiempo.

No se puede dejar todo el desarrollo económico y social a la competencia feroz de los mercados, ni dejar a una población en condiciones de debilidad a la suerte de los eventos, se requiere un programa planificado de desarrollo que lleve paso a paso a toda una comunidad a sacar provecho de esta conexión con el resto de país, luego de haber vivido en condiciones de aislamiento social y de baja productividad.

La construcción de esta interconexión vial al final se convierte en el inicio de un nuevo reto para las futuras generaciones de dirigentes sociales del territorio, dentro de los próximos 13 a 18 años veremos los resultados de las acciones y el grado de responsabilidad social dirigencial.

× Whatsapp